RECORRIDO POR FLORENCIA

LAS CLAVES DE FLORENCIA

1 Plaza del Duomo. Es un lugar irresistible por el conjunto catedralicio y los cafés situados a su alrededor.

2 Palacio Vecchio. Fue residencia de los Médicis hasta que se trasladaron al palacio Pitti. Los frescos de la sala de los Quinientos son su mayor tesoro.

3 Galería de los Uffizi. Contiene las obras más valiosas del Renacimiento. Está adosado por un costado al palacio Vecchio.

4 Santa Croce. Templo gótico con sepulcros de florentinos célebres como Galileo y Miguel Ángel.

5 Puente Vecchio. Tiene viviendas y un pasillo superior, el Corredor Vasariano, que utilizaban los Médicis.

6 Palacio Pitti. Su visita debe incluir los jardines de Bóboli.

PLAZA DEL DUOMO

La historia de la arquitectura tiene aquí uno de sus conjuntos más preciados: la catedral de Santa Maria del Fiore, el campanario y el baptisterio de San Giovanni.

LA CATEDRAL

La sobria cúpula de la basílica de San Lorenzo, a la izquierda de la imagen, y el magnífico conjunto de la catedral y el campanario dominan el perfil de Florencia.

GALERÍA DE LOS UFFIZI

El edificio que la alberga (1560-1580) tiene forma de «U» y dos plantas. Uno de sus extremos da a la Plaza de la Signoria y al Palacio Vecchio; el otro se asoma al río.

MUSEO BARGELLO

Las esculturas de la Galería de los Uffizi se hallan en el palacio del Popolo, también llamado del Podestà. Este edificio medieval, con uno de los patios más bonitos de Italia, fue también prisión y desde una de sus ventanas se realizaban ejecuciones. Además de esculturas, posee una colección de artes aplicadas en la que destacan las piezas islámicas, las mayólicas, las armas y las medallas.

PALACIO VECCHIO

Sede del gobierno de la ciudad durante siete siglos, sus salas están decoradas con fastuosos frescos en las paredes y los techos.

PLAZA DE LA SIGNORIA

En torno a la plaza de la signoria se abre un barrio de calles llenas de comercios y restaurantes típicos florentinos

PUENTE VECCHIO

Se ganó el nombre de «viejo» en 1218, cuando dejó de ser el único puente que cruzaba el Arno. El piso superior alberga el Corredor Vasariano, de 1565.

SABORES FLORENTINOS

En Florencia, el arte se respira y también se paladea. Es famosa la bistecca alla fiorentina, un solomillo de ternera con hueso que puede llegar al kilo y que se cocina a la parrilla y se acompaña con un vaso de chianti. Las tabernas ofrecen más platos tradicionales: la pappa al pomodoro (crema de tomate y pan viejo), la ribollita (sopa de pan y verduras) y la schiacciata alla fiorentina, un bizcocho de carnavales.

PALACIO PITTI

La Galería Palatina es el museo más destacado de este conjunto palaciego. Alberga gran parte de la colección de arte privada de los Médicis. En la imagen, la sala de la Iliada.

Rate article
STORIE VIVENTI
Add a comment