Un curioso delfín nada cerca de la orilla para jugar con un perro

Un delfín y un perro se encuentran por casualidad en la playa. Parecía que era poco probable que estas dos especies interactuaran. Pero resulta que los perros y los delfines se aman mucho. Hemos notado muchas veces cómo se divierten juntos.

Como siempre, Anastasia Vinnikova llevó a su perro Patrick a dar un paseo por la playa.

Y luego se encuentran: un perro y un delfín. El dúo disfrutó de la puesta de sol sobre Opuk Beach en la costa del Mar Negro en Crimea. Anastasia inmediatamente notó una bandada de delfines nadando muy cerca de la playa. Pero no podía imaginar que se acercaran más.

De repente, uno de los delfines nadó hasta la playa. Casi llegando a la orilla, trató de atraer la atención del perro.El perro travieso instantáneamente quedó fascinado por la amigable criatura marina.No les tomó mucho tiempo unirse al juego. Estaban retozando alegremente, como niños pequeños.

La reunión espontánea duró varios minutos. El delfín nadó en el mar, y luego nadó a la playa varias veces. Como resultado, Patrick casi logró tocar la cola de un mamífero marino.
Este momento emocional fue filmado y publicado en línea por Anastasia.

Nadie resultó herido en el clip. Los delfines nadan a la orilla para pescar.

Un video increíble muestra el momento en que una manada de delfines nadó cerca de la orilla y jugó con un perro.

Anastasia Vinnikova, de 31 años, filmó el increíble momento cerca de Opuk Cape, Crimea, mientras paseaba por la playa con su perro Patrick, de dos años.

Anastasia y Patrick caminaban por la orilla cuando vieron a un grupo de delfines nadando a centímetros de la tierra.

Uno de los animales comenzó a interactuar con Patrick, y en un momento nadó tan cerca de él que su cuerpo emergió casi por completo del agua.

Las impactantes y adorables imágenes de delfín acercándose y jugando con el perro se han vuelto virales y están enamorando a todos los que las ven.

¿Te has preguntado alguna vez cómo duermen los delfines?

El fotógrafo subacuático Massimo Verde grabó las asombrosas imágenes en el centro de buceo Shaab el Erg, en Suez, Egipto, en 2019.

En el video de Massimo, se ve una manada de delfines mulares nadando lentamente a través del océano, y el buzo dijo que los animales en realidad estaban durmiendo

Massimo dijo: «Estaban durmiendo, así que pasé para saludar. «La mitad de su cerebro está dormido, el otro está despierto, y lo mismo ocurre con los ojos».

Los animales siguen dándonos lecciones de vida y respeto.

Esta cuarentena nos viene dejando unas cuantas lecciones valiosas y que son para rescatar. No solamente por el hecho de valorar a nuestros seres queridos, nuestro empleo y tantas cosas; sino también a valorar a la naturaleza, esa que por no respetarla en gran parte, terminó generando el temible coronavirus que nos tiene viviendo la cuarentena obligatoria.

Hay algunos países que ya están volviendo de a poco a un ritmo de normalidad. Hace tan sólo unos días fue compartido en redes sociales imágenes de un perro a las orillas de la playa Crimea, en Rusia, junto a su dueña, y otro amigo inesperado.

Mientras la joven disfrutaba de los rayos del sol, su mascota notó algo en el agua que no le dio miedo, todo lo contrario, le provocó curiosidad para acercarse al tener la impresión de que se trataba de un animal bastante amigable. Fue allí cuando comenzó la tierna interacción entre el delfín (un ser vivo que es muy alabado por su inteligencia) y el mejor amigo del hombre.

Además de una hermosa fotografía, el encuentro dejó una enseñanza de la que nos hablan de la inocencia de las especies y la muestra de que sin importar que seamos distintos, podemos volvernos muy unidos. Un mensaje que se ha hecho cada vez más fuerte en estas fechas.

También es una prueba del cambio en la actitud de algunos animales ante la falta de multitudes. Gracias a la cuarentena, muchos seres vivos se han atrevido a llegar a rincones anteriormente inexplorados, todo debido a que los humanos, en su mayoría están resguardados.

Nada más que agradecer a la amiga rusa y a su atrevido compañero de cuatro patas por dejarnos estas adorables imágenes. Seguramente intentará llevar a su perrito nuevamente a las costas para ver si se vuelve a encontrar a su compañero delfín.

¿Por qué se sorprende tanto? Un perro que nada en el mar no es nada extraordinario. La diferencia es que, en este caso, el perro está nadando… ¡con un delfín! ? De hecho, está jugando con él.

La familia del vídeo tiene un perro que se llama Zyzz. Muchos días, cuando salen a navegar en su lancha, llevan a Zyzz con ellos. Y siempre, en algún momento de la travesía, el perro salta al agua y nada un rato en libertad. Es algo que le encanta.

Últimamente navegan por una zona donde viven delfines salvajes. Uno de ellos es Jojo, un delfín muy simpático. “Es casi más sociable con los humanos que con los otros delfines”, dice un miembro de la familia.

Ahora, cada vez que Zyzz ve a Jojo, salta al agua inmediatamente para jugar con él. El perro nada en la superficie mientras el delfín lo mira desde abajo con mucha curiosidad. A veces, Zyzz se sumerge unos segundos para mirar también a Jojo.

Es muy bonito ver a estos dos animales de especies diferentes, jugando como niños en las aguas azul turquesa, ¿verdad?

 

 

Оцените статью
Добавить комментарий